Agentes multiplicadores

Gracias a mis hermanos -

Free counters!

Tomas Tranströmer... ( pulsa sobre la foto )

Tomas Tranströmer... ( pulsa sobre la foto )
Junto al Premio Nobel de Literatura 2011, en su hogar

Maigualida y Federico

Maigualida y Federico

4/9/2009

Jacinta ( Detenida en México )

Jacinta Francisco Marcial,
46 años, indígena otomi-México,
Madre de seis hijos.
Delito: ser mujer, indígena y pobre.
Pena: 21 años de cárcel

Jamás olvidarás este triste episodio, mujer otomí
Antes vendías helados para mantener a tus seis crios
Cansada del trajín de estos tres años encarcelada
Invocando justicia, ante miradas sin clemencia.
No obstante, tu nombre está dando la vuelta al mundo
Tendrás nuestro humilde apoyo. Poetas sensibles y
Amnistía pedimos tu libertad. Juntos alzamos la voz.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Terrible lo que le pasa a Jacinta, que como tantas mujeres de nuestra lastimada, excrecada y mal amada latinoamérica, se ven obligadas a ser sosten de su hogar, vaya con uds. toda mi solidaridad y apoyo a esta buena hermana,
Dalila Then

Nelson dijo...

Jacinta sale libre luego de tres años de cárcel
Juan José Arreola/Corresponsal El Universal
Querétaro, Qro / Miércoles 16 de septiembre de 2009
La indígena otomí sentenciada a 21 años de prisión por el secuestro de seis elementos de la AFI fue liberada la madrugada de hoy del Cereso de San José el Alto
"Me siento contenta", fue la primera exclamación de Jacinta Francisco Marcial, al salir, minutos después de la una de la madrugada de este miércoles, del Centro de Readaptación Social (Cereso) femenil, de San José el Alto, en donde estuvo recluida por espacio de tres años y un mes.
A Jacinta -indígena otomí de Santiago Mexquititlán- se le acusó y juzgó por el delito de secuestro en agravio de seis elementos de la desaparecida Agencia Federal de Investigaciones (AFI) cuando éstos realizaban un operativo de decomiso de productos "pirata" en el tianguis de Santiago Mexquititlán.
Sin pruebas contundentes, en medio de un proceso plagado de irregularidades, con pruebas no definitorias, Jacinta Francisco fue acusada, juzgada y sentenciada a purgar 21 años de prisión por un delito que no cometió.
Junto con ella fueron también acusadas Teresa González y Alberta Alcántara, ambas también indígenas y también acusadas sin pruebas contundentes.